"El triunfo final en el campeonato es un nuevo amanecer donde las palabras enamoran a la pelota"

lunes, 17 de marzo de 2008

Algunas curiosidades...

La historia de los mundiales comienza en 1930 y hasta el pasado torneo de Alemania (en 2006) se llevan disputadas 18 fases finales. Ha pasado mucho tiempo y, precisamente por ello, las curiosidades se suceden y se superponen. Relataremos brevemente algunas de ellas:

Brasil y Alemania, las dos selecciones con más participaciones mundialistas y más encuentros disputados en fases finales, nunca se habían encontrado en su camino hasta la final del Mundial de Corea y Japón, en 2002. Los alemanes habían jugado 85 partidos en los Mundiales y los brasileños 87, sin encontrarse. Sea como sea, los canarinhos se llevaron el partido y obtuvieron su 5ª Copa del Mundo.

Hasta el Mundial de Estados Unidos, en 1994, la participación de Bulgaria en los Mundiales había sido una fracaso total y absoluto. Los búlgaros habían jugado 16 partidos y no habían ganado ninguno de ellos. En América se truncó la mala suerte: Stoitchkov, Balakov, Letchkov y compañía llegaron a las semifinales del torneo (donde cayeron ante la Italia de Baggio) y obtuvieron el mejor resultado de su historia acabando cuartos.

Italia y Brasil se han encontrado dos veces en la gran final del torneo. En ambas ocasiones estaba en juego algo más que la Copa del Mundo. En 1970, en México, italianos y brasileños sumaabn dos Copas del Mundo, por lo que el ganador se quedaría la Copa Jules Rimet en propiedad. Ganaron los canarinhos de Pelé.

En 1994, en EEUU, volvieron a verse en la final. Esta vez nadie se quedaría el trofeo en propiedad, pero ambos ponían sobre el tapete sus tres Copas del Mundo y dirimían la supremacía del fútbol mundial. Los brasileños llevaban 24 años sin ganar el Mundial, precisamente desde que vencieron a los azzurri en el 70. Pero eso no importó: volvió a ganar Brasil, en la primera final de la historia que acabó sin goles y que se hubo de resolver desde el punto de penalti. Italia no quiere ver a Brasil en la final ni en pintura.

El Mundial de México'70 fue importantísimo por muchas cosas. Fue un Mundial fantástico en cuanto a juego, fue la despedida de Pelé, Brasil se quedó en propiedad la Copa Jules Rimet. Sin embargo, también pasará a la historia por ser el primer Mundial en el que se utilizaron tarjetas y en el que se permitieron cambios. Curiosamente, nadie fue expulsado en el Mundial de México '70. Impensable hoy en día, ¿verdad?

Para acabar, de momento, con las anécdotas, empezaremos por el principio. Los uruguayos celebraron de tal forma su triunfo en la primera Copa del Mundo celebrada en su país en 1930, que, desde entonces, el 31 de julio (fecha en la que se disputó la final ante Argentina) es fiesta en el país.

No hay comentarios: